El Hospital Clínic ha implantado el marcapasos más pequeño del mundo, el dispositivo Micra de 24mm, a 4 pacientes como parte de un ensayo clínico en el que participan 10 centros del mundo y 60 pacientes. Se trata de un sistema tecnológico innovador, que no requiere cables y que tiene un procedimiento de implante de mínima invasión, no requiere intervención quirúrgica sino que se implanta en el corazón vía catéter a través de la vena femoral. Eso reduce el tiempo de intervención, en 30 minutos puede estar hecho y reduce el riesgo de infecciones futuras. Según ha explicado el director médico del Hospital, Josep Brugada, si supera el estudio clínico supondrá “un cambio de paradigma”.