Para entender las convulsiones febriles infantiles

2016 Victor Andres Rodriguez DeLeon

Entrevista con el Dr. Víctor Andrés Rodríguez De León. 

El doctor Víctor Andrés Rodríguez De León es neurólogo pediatra y se especializa en neurodesarrollo, problemas de lenguaje, autismo, epilepsia, entre otros. Gracias a su preparación, el Dr. Rodríguez considera de vital importancia exponer el tema de las convulsiones febriles en pacientes pediátricos para que los padres estén informados y preparados.

“Las convulsiones febriles son la causa más frecuente de convulsiones en niños menores de 5 años y no tienen relación con infecciones del sistema nervioso o del cerebro . Estas se presentan en 1 de cada 20 niños y normalmente se desencadenan a partir de alguna infección de las vías respiratorias. “, comenta el Dr. Rodríguez.

Las convulsiones febriles se pueden dividir en simples y complejas. Las simples duran menos de 15 minutos y normalmente no se presentan dos durante el mismo cuadro de infección . Son las más comunes y son benignas para el niño. Cuando las convulsiones exceden los 15 minutos y se presentan dos o más episodios en un lapso menor a 48 horas, son consideradas como convulsiones febriles complejas y se deberá acudir a urgencias para realizar la revisión adecuada.

Los factores que desencadenan las convulsiones febriles simples son principalmente los cambios bruscos de temperatura, no tanto la presencia de fiebre alta. El cuerpo del pequeño convulsiona debido a la inmadurez del cerebro en los primeros años de vida ya que estos cambios de temperatura afectan a los receptores cerebrales desencadenando movimientos bruscos, involuntarios o automatismos como vómitos, alteraciones de la consciencia, etc.

¿Qué debemos hacer en caso de una convulsión febril si estamos en casa? El doctor Rodríguez de León recomienda:

Lo principal es mantener la calma y medir el tiempo de la convulsión. Como ya se mencionó, el tiempo que dura la convulsión es un parámetro crucial para determinar si el niño amerita ser llevado a urgencias.

Mantener el cuerpo del niño de lado. Durante el tiempo que dure la convulsión hay que girarlo sobre su costado para que la lengua caiga sobre una mejilla y así facilitar la respiración.

No hay que introducir ningún objeto a la boca. De nuevo, la clave es mantener las vías respiratorias abiertas y evitar que los niños que ya tienen dientes se lastimen la dentadura con un objeto duro o fracturen los dedos de sus padres si tratan de abrir su boca.

Evitar sujetarlos. Al ser movimientos involuntarios, el sujetarlos no detendrá las convulsiones, en cambio podríamos lastimar sus articulaciones. Lo mejor es esperar a que pase la crisis y observar los movimientos para después describirlos al doctor.

Una vez terminadas las convulsiones hay que dejar descansar al niño y de acuerdo a la duración y características de la convulsión, acudir ya sea a urgencias o a consulta para que un especialista indique el tratamiento adecuado.

BANNERS entrevistas3
BANNERS-tips201412
BANNERS entrevistas3

Contáctanos

  • Manantial No. 106
    Col. Futurama Monterrey
  • León, Guanajuato, 37180
  • (477) 779-0505

Más información y mapa

iso9001Sistema de Gestión de Calidad certificado por American Trust Register, S.C. El Sistema de Gestión de Calidad aplica para los procesos de atención médica mediante la evaluación clínica con el apoyo paraclínico diagnóstico oportuno y la aplicación de tratamiento médico basado en los procesos de información, admisión, atención médica, cierre de cuentas y salida.  Número de Certificado: 280 en base a la NMX-CC-9001-IMNC-2008.  Vigencia de Certificación: 15-09-2018