Ginecología

9 factores que dañan tu vagina: Mayo Clinic

ginecologia

La vagina es un canal muscular cerrado que se extiende desde la vulva (parte exterior de la zona genital femenina) hacia el cuello del útero. Existen varios factores que pueden afectar a la vagina, algunos modificables y otros no.

  • Sexo sin protección. Podrías contraer una infección de transmisión sexual.
  • Sexo agresivo. Puede ocasionar un traumatismo vaginal.
  • Ciertas condiciones de salud. Diabetes y síndrome de Sjogren (una enfermedad autoinmune) causan sequedad vaginal.
  • Medicamentos y productos de higiene femenina. El uso prolongado de antibióticos aumenta el riesgo de una infección vaginal por levaduras. Algunos antihistamínicos causan sequedad vaginal.
  • Control de natalidad. Algunos espermicidas y anillos vaginales pueden generar irritación vaginal.
  • Embarazo y parto. Si queda embarazada, dejarán de menstruar hasta después de que nazca su bebé. Durante el embarazo, a menudo aumenta la secreción vaginal. Los desgarres vaginales son relativamente comunes durante el parto. Un parto vaginal también puede disminuir el tono muscular en la vagina.
  • Problemas psicológicos. Ansiedad y depresión pueden contribuir a un bajo nivel de excitación, lo que detona molestia o dolor durante las relaciones sexuales. Además, el trauma por abuso sexual o una primera experiencia sexual dolorosa puede conducir a dolor asociado con el sexo.
  • Envejecer. La vagina pierde elasticidad después de la menopausia.
  • Niveles hormonales. La producción de estrógeno disminuye después de la menopausia, después del parto y durante la lactancia. La pérdida de estrógeno puede causar que el revestimiento vaginal delgado (atrofia vaginal), causando un sexo doloroso.

Puedes tomar medidas para proteger tu salud vaginal y general como:

  • Tener una vida sexual responsable. Usar condones o mantener una relación mutuamente monógama, con una pareja que esté libre de infecciones de transmisión sexual.
  • Vacúnate. Te ayuda a protegerte de Virus del Papiloma Humano (VPH), así como las hepatitis A y B.
  • Una buena higiene. No use duchas vaginales ni jabones perfumados. Evita los aerosoles femeninos o tampones perfumados. Si utilizas juguetes sexuales, límpialos después de cada uso.
  • Haz ejercicios de Kegel. Ayudan a tonificar los músculos del suelo pélvico. Sólo contrae los músculos pélvicos como si estuviera deteniendo el flujo de orina.
  • Conoce tus medicamentos. Pregunta sobre el uso correcto de medicamentos y los posibles efectos secundarios vaginales con tu médico.
  • Limite la cantidad de alcohol, tabaco y drogas. El alcohol y las drogas ilegales pueden causar disfunción sexual. La nicotina puede inhibir la excitación sexual. Si estás bajo la influencia, eres más propensa a tomar riesgos sexuales.

salud180.com

 
10 mitos sobre los métodos anticonceptivos

anticonceptivosSaber usar los anticonceptivos es de vital importancia. La Dra. Carmen Sala, miembro de The Doctors.es, responde a todos esos falsos mitos que se escuchan sobre diferentes anticonceptivos y que pueden llevarnos a utilizarlos mal.

1. Los preservativos se rompen con facilidad. No es cierto. La Dra. Carmen Sala cuenta que "la industria farmacéutica actualmente elabora los preservativos bajo un control de calidad óptimo lo que hace que sea muy difícil su rotura con un uso adecuado". Eso sí, también nos recuerda que es muy importante conservarlos en temperatura y humedad adecuadas, y no usarlos con sustancias lubrificantes que pueden deteriorarlos.
2. Las píldoras antinconceptivas aumentan el vello, y engordan. "Con los actuales preparados y las dosificaciones cada vez más bajas, es extraordinariamente raro que aparezcan este tipo de efectos secundarios", afirma Sala. De hecho, opina que suele ser más bien al contrario.
3. Es suficiente usar el preservativo en el momento estricto de la eyaculación. Según la Dra. Sala, este "es uno de los sistemas principales de fallo del preservativo, puesto que antes de la eyaculación hay fugas de espermatozoides que pueden provocar un embarazo". Además, nos recuerda la doctora, "no siempre el varón puede controlar cuál será el momento preciso de la eyaculación".
4. En la primera vez no nos podemos quedar embarazadas. No es cierto, ya que va a depender del momento del ciclo menstrual en el que se esté y si se está en días fértiles o no.
5. Si tomamos la píldora anticonceptiva, hace falta hacer descansos cada 3, 6 ó 12 meses. Esto sucedía con los preparados antiguos, con dosis muy altas y hormonas menos seguras. La doctora asegura que "hoy en día sólo se debe hacer descanso, si la mujer así lo desea, si quiere quedarse embarazada o, si por causas médicas, estuviera indicado".
6. Para evitar las enfermedades de transmisión sexual, es suficiente usar el preservativo sólo en la eyaculación. No es cierto, ya que, como dice la doctora, "la mayoría de las infecciones no se transmiten a través del eyaculado, sino por contacto de mucosa a mucosa". Por tanto, es necesario usarlo desde el inicio de la penetración.
7. El D.I.U. (dispositivo intrauterino) provoca esterilidad. En sí mismo, el D.I.U. es un método anticonceptivo reversible. "Podría provocar esterilidad si se asociara a una infección pélvica o a una endometritis, en cuyo caso ésta seria la causa", afirma Sala, y "la incidencia de estas complicaciones está asociada a las prácticas sexuales de la mujer, al número de parejas, y a la aparición de enfermedades de transmisión sexual, más que al uso del D.I.U. en sí mismo".
8. La píldora anticonceptiva puede provocar cáncer. La Dra. Carmen Sala afirma que "todos los estudios señalan en sentido contrario, destacando la menor tasas de cáncer de ovario, de endometrio o de colon" en las usuarias de la píldora. De hecho, dice Sala, "la relación entre la píldora anticonceptiva y el cáncer de cuello, cada vez pierde más fuerza, sobre todo desde que se conoce su absoluta dependencia de la necesaria infección por el virus del HPV, y la asociación con el cáncer de mama, va perdiendo fuerza, con las nuevas bajas dosis, y los nuevos preparados".
9. El "método de contar los días" es muy seguro para impedir un embarazo. No es correcto. Carmen Salas afirma que "puede ser un sistema de mediana/alta eficacia, si se asocia a otros sistemas de detección del momento de ovulación (como el estudio del moco, o la temperatura basal) ya que los ciclos menstruales pueden variar mucho en su duración".
10. Es fácil que el D.I.U. pueda perforar el útero. La doctora defiende que "si la indicación fue bien hecha y la colocación por personal entrenado, es prácticamente imposible la perforación del útero ni durante la colocación, ni durante la vida útil del mismo". Sin embargo, también advierte de que se "debe realizarse siempre un control postinserción para asegurarse de su localización adecuada".

mujer.publimetro.com.mx

 
BANNERS entrevistas3
BANNERS-tips20142
BANNERS entrevistas3

Contáctanos

  • Manantial No. 106
    Col. Futurama Monterrey
  • León, Guanajuato, 37180
  • (477) 779-0505

Más información y mapa

iso9001Sistema de Gestión de Calidad certificado por American Trust Register, S.C. El Sistema de Gestión de Calidad aplica para los procesos de atención médica mediante la evaluación clínica con el apoyo paraclínico diagnóstico oportuno y la aplicación de tratamiento médico basado en los procesos de información, admisión, atención médica, cierre de cuentas y salida.  Número de Certificado: 280 en base a la NMX-CC-9001-IMNC-2008.  Vigencia de Certificación: 15-09-2018