Pediatría y niños

Cuidado con los lentes de sol de "juguete"

lentes jugueteLa vista de un niño es cosa seria, tanto como la de un adulto. Con la vista no se juega, por eso hay que tener presente que el uso de lentes de sol de juguete puede causar daños oculares en el niño. Lo advierte el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, que considera que los padres no son conscientes de los efectos nocivos del sol en los ojos de sus hijos. Por ello advierte que los lentes de sol "de juguete" no bloquean la radiación ultravioleta y ofrecen, por lo tanto, una falsa sensación de seguridad.
Además, se da el agravante de que, al dilatarse la pupila, esos lentes contribuyen a que las radiaciones nocivas penetren aún más en el interior del ojo, según los especialistas. La organización explica que el ojo del niño resulta más vulnerable que el del adulto y, antes del primer año de vida, el cristalino, que ejerce de filtro, deja pasar a la retina el 90% de la radiación UVA y el 50% de la UVB. La pupila permanece más dilatada que la de los adultos y la pigmentación del ojo, que actúa como barrera protectora, se va oscureciendo con el paso del tiempo. De ahí que los niños, especialmente los rubios y de ojos claros, sean más sensibles al sol que los adultos. La consecuencia, según los profesionales, es que casi el 50% de la radiación ultravioleta recibida a lo largo de la vida se produce antes de cumplir los 18 años.
Entre los daños que surgen a corto plazo destacan las queratitis o quemaduras solares, que en los más pequeños se manifiestan con síntomas de dolor, fotofobia y enrojecimiento de los ojos. A largo plazo, el daño puede ser más grave, en forma de alteraciones corneales, lesiones degenerativas y quemaduras agudas en la retina, que afectan a la visión de forma permanente, subrayan los expertos. La aparición de patologías como las cataratas, el pterigión (crecimiento anormal de tejido sobre la córnea), o la degeneración macular asociada a la edad se relaciona directamente con la excesiva exposición solar durante la infancia. El uso de lentes de sol homologados durante la infancia, acompañado de otros elementos de protección como las gorras, los sombreros y las viseras, reduce el riesgo de padecer estas patologías, según los expertos.
20minutos.es

 
Nutre su lonchera de salud

loncheraUna buena alimentación en la infancia es vital ya que define desde el desarrollo de cada niño hasta su rendimiento físico y académico. Desafortunadamente, la vida moderna exige que tengas menos tiempo para dedicar a la preparación de alimentos en el hogar, y esto incluye por supuesto, el lunch que los niños deben llevar diariamente a la escuela.
Ante esta situación, es probable que optes por darles dinero a tus hijos para que adquieran productos en la escuela confiando en que los niños elegirán opciones saludables, lo cual no siempre resulta así.
Marybel Yáñez, nutrióloga y vocera de Wonderful Pistachios, comparte una serie de tips para ayudarte a preparar una lonchera nutritiva, deliciosa y sobretodo, práctica para cuidar la salud de los niños en edad escolar.
De acuerdo con la experta en nutrición, el lunch para los niños debe cumplir con ciertos requisitos:

• Ser variado.- Se debe procurar no repetir el mismo lunch en la semana. Cada alimento contiene nutrimentos distintos. La mayoría de los niños terminan por cansarse de lo mismo y terminarán regalando o tirando su lunch.
• Ser suficiente.- Suficiente no significa excederse. Sobrealimentar a los hijos provoca obesidad o sobrepeso. Por lo que si un niño ya lleva lunch a la escuela será mejor no darle dinero para evitar que compre más productos en la escuela y consuma más alimentos de los que se le enviaron.
• Ser sabroso.- Es mejor no prohibir ningún alimento e incluir en el lunch botanas y algunos dulces de vez en cuando. A los niños les debe gustar tanto su lunch que no querrán compartirlo, ya que actualmente los niños comparten o intercambian su lunch, lo cual puede confundirte en las calorías que está consumiendo realmente.
Hay que recordar que no existen premios ni castigos con la comida, así que una botana no debe ser sólo para el fin de semana, sino en cualquier momento del día y de la semana. Se debe educar a los hijos a no relacionar la comida o botana con momentos especiales, todo momento es ideal para salirse de la dieta pero lo menos frecuente posible. Hay que perder el miedo de incluir botanas o refrigerios en el lunch.
• Incluir diferentes texturas-. Que incluya una bebida y alimentos sólidos. Los alimentos sólidos también deberían de incluir textura.
• Ser sólo un momento más de comida y no sustituto del desayuno.- Sobrecargar el estómago de los niños porque no desayunaron provoca que no pongan atención en la escuela debido a que la digestión requiere de mucha glucosa, la cual es necesaria para el raciocinio y el aprendizaje.
• Incrementar el volumen de alimentos.- si el niño participa en actividades extraescolares que incluyan algún deporte. Para lo cual será importante mandarle 2 lunch si es necesario. Si un niño va a realizar cualquier actividad deportiva o realizará algún tipo de ejercicio, es necesario asegurarnos de incluir alimentos que lo ayudarán a recuperar la energía y los nutrientes que puede perder durante el ejercicio.
• Debe ser práctico de llevar y manejar.- Mandar refractarios con guisados o alimentos jugosos puede provocar que se derrame y que a los niños les desagrade.
• Incluir alimentos ricos en fibra.- Opta por panes o galletas integrales, frijoles, verduras crudas y frutas.
• Adiciona líquidos sin tantas calorías.- como jugos de soya, agua natural, o leches saborizadas sin mucha azúcar ni grasa. Estudios demuestran que el consumo excesivo de jugos con azúcar o refrescos son los causantes de la obesidad infantil.
• Tener una apariencia apetecible.- Pensemos como niños, la consistencia debe ser seca sin caldos ni jugos, sin olores fuertes, con chilito o muchos colores.

El buen plato. La lonchera debe contener al menos una ración de cada uno de los tres grupos del plato del bien comer.

Grupo 1: Verduras y frutas (lechuga, jitomate, zanahoria, jícama, pepino, manzana, mango, pera, guayaba, naranja, etc).
Grupo 2: Cereales y tubérculos (papa, camote, trigo, maíz, cebada, centeno, avena, azúcar, etc)
Grupo 3: Leguminosas y alimentos de origen animal (huevo, leche, queso, pescado, atún, carne roja, pollo, jamón, salchicha, frijoles, habas, lentejas, pistaches, nueces, etc)

mundo52.com

 
El perro, el mejor oído de un niño sordo

El perro no sólo es el mejor amigo del hombre, también ha sido la visión para muchas personas ciegas y ahora el oído para niños sordos.

En el Reino Unido se está aplicando una revolucionaria terapia de acompañamiento de niños sordos con perros entrenados para detectar sonidos, peligros y para mejorar la interacción social de los menores.

Se les conoce como los hearing dogs o perros señal. Después del olfato, el oído es el sentido más desarrollado de los caninos. Posee unos pabellones auditivos muy grandes y una gran capacidad de orientación para buscar el origen de un sonido aunque sea distante.

La novedosa terapia podría transformar la vida de muchos niños, no sólo porque sería un apoyo para sus problemas auditivos, sino porque las mascotas les brindan compañía, confianza e independencia.

Según un estudio de la fundación Hearing Dogs for Deaf People (Perros señal para personas sordas) este tipo de perros, especialmente entrenados, mejoran el comportamiento y el rendimiento de los menores en la escuela.

James Cheung tiene 11 años y es el dueño de Kurt, un enorme labrador.

Kurt está entrenado para identificar y responder a los sonidos del hogar que un niño sordo no puede oír como el timbre de la puerta, un teléfono o alguna alarma. Kurt, además, ha demostrado ser mucho más que un perro que oye.

"Es un complemento maravilloso para nuestra familia", comenta a la BBC Louise, la madre de James.

"No puedo recordar mi vida sin Kurt", agrega.

kurt y james cheungNiños con más autoconfianza

A pesar de que Kurt lleva con ellos menos de un año, la mascota se ha convertido en un compañero cercano para James, quien es hijo único, y una presencia tranquilizadora en el hogar.

"James no podía dormir bien, tenía mucha ansiedad porque estaba siendo sometido a un tratamiento. Desde que Kurt duerme en su dormitorio, se siente mucho menos aislado cuando tiene que quitarse su audífono por la noche", comenta la madre.

Su compañero canino también le ha ayudado a relacionarse mejor con la gente, algo que siempre había sido una dificultad para James por una discapacidad para hablar.

"James ahora vive loco por los perros, incluso sus profesores lo han notado. Investiga sobre ellos, habla de ellos. Es un interés que le ayuda a iniciar una conversación con la gente. Unos años antes hubiera evitado cualquier contacto con un perro. Ahora los adora”, detalla.

El estudio de Hearing Dogs for Deaf People examinó el impacto de los perros en las vidas de doce niños sordos y sus familias en el Reino Unido desde 2008.

La investigación encontró que los perros tienen un efecto positivo en una serie de áreas: les ayuda a los padres a captar la atención de sus hijos, que el momento de ir a la cama y dormir sea más fácil y que los menores tengan más autoconfianza.

En cuanto a las preocupaciones de los padres sobre la seguridad de sus hijos, éstas se redujeron de forma sustancial.

BBC Mundo

 
Investigación: El chupón puede proteger a tus hijos del asma infantil

Los padres que limpian el chupón de sus hijos chupándolo podrían ayudarles a reducir su propensión al asma en la edad infantil y a padecer erupciones pruriginosas en la piel, según ha evidenciado una investigación realizada por el Hospital Infantil Reina Silvia de Gotemburgo (Suecia).
En concreto, este trabajo sostiene que realizar este hábito higiénico mediante la succión del chupete facilita la transmisión de microbios de la boca de los padres a la de los bebés, lo que "puede ayudar a aumentar la diversidad bacteriana del sistema digestivo del niño y mejorar su inmunidad".
No obstante, y según publica la edición 'on line' de la revista 'Pediatrics', el estudio no prueba que chupar este objeto proteja a los menores contra enfermedades como "el asma, el eccema u otras alergias". Pero, de cualquier forma, estas bacterias "son importantes para el desarrollo", sostiene el miembro de la Universidad de Memphis (Estados Unidos), que no participó en la investigación, el doctor Wilfried Karmaus.
En este sentido, explica que el parto natural expone a los recién nacidos a bacterias de su madre. A su juicio, este tipo de alumbramiento "se ha relacionado con un menor número de alergias en la infancia del niño".
Para llegar a las conclusiones obtenidas, los investigadores han estudiado a 184 niños y a sus respectivos padres y madres durante tres años a través de llamadas telefónicas y exámenes. De todos los menores, el 80 por ciento tenía al menos un progenitor con alergia.
Los padres que chuparon el chupón de sus hijos durante los seis primeros meses de vida de éstos fueron 65, los cuales también confirmaron lavar este objeto con agua. Tras ello, a los 18 meses y tras realizar la primera prueba de alergia, se observó que estos niños eran un 63 por ciento menos propensos a tener eczemas que el resto de niños, y que tuvieron un 88 por ciento menos de probabilidades de padecer asma que el resto de niños.
A juicio del autor principal del este estudio y miembro de este centro hospitalario sueco, el doctor Bill Hesselmar, no hay una prueba clara de que chupar el chupón de los hijos suponga una sensibilización a alérgenos comunes, como "la caspa de perro y de gato o los huevos y el cacahuete". Sin embargo, la protección contra éstos también podría ser posible.

www.europapress.es

chupon

 
Cómo hacer que tus hijos se lleven bien

HERMANOS1. El hermano mayor.
Si tienes un hijo o una hija que tiene un hermano mayor, seguramente querrá hacer lo mismo que hace él. Esta situación puede causar peleas entre ambos por los celos y la envidia que ello puede provocar. Habla con tu hija o hijo pequeño y hazle ver que su hermano es más mayor y que cada edad tiene cosas distintas y muy especiales. Enséñale que todo llega y que, cuando sea mayor, podrá hacer lo mismo que su hermano. Puedes proponerle, además, varios planes alternativos acordes a su edad. Llevártelo al parque para que juegue con otros niños y se tire por un tobogán, o ir al cine a ver una película infantil son actividades propias de los niños pequeños con las que disfrutará mucho y que le harán apreciar lo bonito que es ser pequeño.
2. El hermano menor.
Si ha llegado un nuevo miembro a la familia, ten cuidado. Es cierto que los bebés requieren mucha atención y cuidados, pero no olvides que tu hijo o hija mayor también necesita amor y cariño. Muéstrale que le quieres tanto como antes y, cuando tengas visitas de familiares o amigos, pídeles de forma discreta que también le hagan caso a tu hijo mayor. Así evitarás los celos entre los hermanos y conseguirás que se lleven bien.
3. Las comparaciones son odiosas.
Como se dice comúnmente, las comparaciones son odiosas. Los comentarios de “mira qué bien lo hace tu hermano”, o “haz como tu hermano” son muy típicos, pero también muy catastróficos. Nunca compares a tu hijo o hija con su hermano. Cada uno es diferente y ambos tendrán defectos y virtudes. Destaca las cosas positivas de cada uno y halágalas. Si tienes una hija que saca malas notas y un niño que saca sobresalientes, no le restriegues a ella que él se esfuerza más o que es más listo. Simplemente, ayúdala a mejorar ese aspecto. Intenta que se esfuercen por ser mejores, pero evita que se comparen entre ellos. Esto solo creará rivalidad y peleas.
4. Buenos amigos.
Si tienes una hija, seguro que en más de una ocasión le apetecerá saber qué piensa un hombre sobre un tema concreto. En estos casos, su hermano puede ser una gran ayuda para entender esas dudas sobre los varones que surgen en la pubertad y que van aumentando a medida que se acerca la adolescencia. Hazle ver a tus hijos que, aunque al ser pequeños no sean conscientes, a medida que vayan creciendo podrán ver en su hermano un amigo con quien hablar, resolver dudas y compartir experiencias. Lo mismo ocurre si tienes dos hijos varones. El mayor siempre irá adelantado en experiencia y el pequeño querrá nutrirse de ellas. Si se llevan bien, la comunicación será mucho más fluida y habrá una gran confianza entre ellos.
5. Diferentes necesidades.
Siempre hay cosas que a unas personas se les dan mejor que a otras. Es evidente que, aunque tus hijos pertenezcan a la misma familia, no harán las cosas del mismo modo ni deberán poner el mismo esfuerzo, ya que son personas distintas. Si a tu hijo le cuesta hacer algo que a tu hija se le da de maravilla, y viceversa, deberás ayudarle más a uno que a otro para que mejore ese aspecto. Hazle saber a su hermano o hermana que no le prestas más atención porque le quieras más, sino porque eso le cuesta más trabajo. Recuérdale también que, cuando él o ella necesite ayuda en alguna otra cosa, también estarás ahí para ayudarle. Puedes fomentar también la ayuda entre ambos. Si cada uno ayuda al otro a hacer aquello que le cuesta trabajo, se creará una relación muy cercana y de gran confianza entre ellos y se evitará la rivalidad, ya que se darán cuenta de que todos tenemos defectos y virtudes y de lo útil que es ayudar a los demás y ser ayudado.

paternidad.practicopedia.lainformacion.com

 
BANNERS entrevistas3
BANNERS entrevistas3

Contáctanos

  • Manantial No. 106
    Col. Futurama Monterrey
  • León, Guanajuato, 37180
  • (477) 779-0505

Más información y mapa


Certificado Consejo de Salubridad SocialMédica Campestre se encuentra Certificado por el Consejo de Salubridad General desde el año 2012 con estándares de calidad que se enfocan en la seguridad del paciente. Vigencia de Certificación actual: 28-02-2021. 
www.csg.gob.mx