Noticias

Antes de aprender a leer, los escáneres cerebrales pueden ayudar a diagnosticar la dislexia

Los resultados de un nuevo estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en sus siglas en inglés), en Estados Unidos, podrían ayudar a identificar a los niños antes de que empiecen a aprender a leer, por lo que se les puede empezar a ayudar antes. La investigación, realizada con científicos del Hospital Infantil de Boston, en Estados Unidos, encontró una correlación entre pobres habilidades de prelectura en el jardín de niños y el tamaño de una estructura cerebral que conecta dos zonas de procesamiento del lenguaje.

Estudios anteriores han demostrado que en los adultos con capacidad de lectura baja, esta estructura, conocida como el fascículo arqueado, es más pequeña y está menos organizada que en los adultos que leen normalmente. Sin embargo, se desconoce si estas diferencias hacen las dificultades de lectura o, como consecuencia de la falta de experiencia de lectura.

Gabrieli y Nadine Gaab, profesora asistente de Pediatría del Hospital Infantil de Boston, en Estados Unidos, son los autores senior de un artículo que describe los resultados del estudio en la revista 'Journal of Neuroscience'. Los autores principales del trabajo son los científicos postdoctorales en el MIT Zeynep Saygin y Elizabeth Norton.

El nuevo estudio es parte de un esfuerzo más amplio que incluye a unos mil niños en las escuelas de todo Massachusetts y Rhode Island. Al inicio del jardín de niños, los niños cuyos padres dan permiso para que participen son evaluados para las habilidades de prelectura.

"A partir de ello, somos capaces de ofrecer, a principios del jardín de niños, una instantánea de cómo las habilidades de prelectura de ese niño se ven en relación con otras personas en su clase u otros compañeros, lo cual es un beneficio real para los padres y los maestros del niño", dice Norton.

Los investigadores planean seguir tres oleadas de niños a medida que pasan a segundo de Primaria y evaluar si las medidas del cerebro que han identificado predicen pobres habilidades de lectura. Por lo menos algunos niños disléxicos, que ofrecen entrenamiento adicional en las habilidades fonológicas pueden ayudar a mejorar sus habilidades de lectura más adelante, según han demostrado algunos estudios.

europapress.es

Leer más aquí

dislexia infantil

 
Curan la epilepsia en ratones con un trasplante de células cerebrales

curar epilepsia

La epilepsia que no responde a fármacos puede ser curada en ratones adultos mediante el trasplante de un tipo específico de célula cerebral, han constatado investigadores de la Universidad de California en San Francisco (UCSF). El hallazgo aumenta la esperanza de que un tratamiento similar pueda funcionar en las formas más graves de epilepsia humana.

Los científicos consiguieron controlar las convulsiones epilépticas de los ratones al trasplantarles una sola vez células de la Eminencia Ganglionar Media (MGE), que es la principal fuente de interneuronas GABAérgicas de la corteza cerebral y del hipocampo.

Estas células inhibieron la señalización de circuitos nerviosos hiperactivos presentes en el hipocampo, una región del cerebro asociada con las convulsiones, así como con el aprendizaje y la memoria.

Previamente, ya se habían utilizado diferentes tipos de células en experimentos de trasplante celulares con roedores, pero en estos casos no se habían conseguido detener las convulsiones.

La terapia celular se ha convertido en un foco activo de investigación en relación con la epilepsia, en parte porque los medicamentos actuales, aun cuando a veces pueden controlar los síntomas de esta enfermedad, en algunos casos no resultan eficaces, explica Scott C. Baraban, director del estudio en un comunicado de la UCSF emitido vía Newswise.

tendencias21.net

Leer más aquí

 
Células madre de «diseño» evitan el rechazo tras un trasplante

celulas madre

El tratamiento con células madre de médula espinal modificadas podría ayudar a los pacientes que ha sufrido un trasplante de riñón a deshacerse de fármacos inmunosupresores y, de esta manera, mejorar considerablemente su calidad de vida.

Así lo sugiere un nuevo estudio realizado en un pequeño grupo de personas que se publica en Science Translational Medicine y cuyos hallazgos parecen mostrar que sí es posible reducir o eliminar los fármacos inmunosupresores tóxicos -hasta 15-25 pastillas al día- que necesitan la mayoría de los pacientes que han recibido un injerto renal durante el resto de sus vidas para prevenir el rechazo.

El equipo de la Universidad de Louisville (EE.UU.) explica que debido a que el sistema inmunológico se ha desarrollado para combatir infecciones, y no para aceptar órganos extraños, las células inmunes no son capaces de diferenciar entre un invasor «bueno» o uno «malo». Por ello, se emplean inmunosupresores para controlar la respuesta inmunológica y resultan esenciales para mantener órganos extraños en el organismo sin que se produzca rechazo; sin embargo, tienen efectos secundarios tóxicos como hipertensión, diabetes y un mayor riesgo de infecciones.

Células de diseño

Los investigadores han probado evitar el rechazo mezclando células madre de la médula espinal de ambos, receptor y donante, pero este proceso puede desencadenar lo que se denomina enfermedad de injerto contra huésped (GVHD, por sus siglas en inglés), en la que las células inmunológicas del donante atacan los tejidos sanos del receptor. Ahora, el equipo de Joseph Leventhal ha administrado a los pacientes versiones bio-diseñadas de sus propias células madre de médula espinal durante trasplante de riñón y han visto que previene la GVHD.

Primero trataron a ocho pacientes con fármacos que extrajeron a las células madre de la médula espinal. A continuación, los investigadores modificaron dichas células y las convirtieron en más compatibles, enriqueciéndolas con células facilitadoras de injertos y eliminando ciertas células causantes de la enfermedad de injerto contra huésped. Dos semanas más tarde, los pacientes recibieron un trasplante de riñón y las células madre de médula espinal diseñadas específicamente. Sorprendentemente, cinco de los ocho pacientes mantuvieron una función renal normal a largo plazo y dejaron de tomar inmunosupresores en menos de un año.

Estos datos podrían potencialmente liberar a algunas personas de las complicaciones asociadas con los inmunosupresores y convertir al trasplante como una opción viable para pacientes sin donantes compatibles.

www.abc.es

 
Una vacuna terapéutica contra el melanoma llega a la fase de ensayos clínicos en humanos

Un equipo multidisciplinario de científicos, ingenieros y médicos anunciaron esta semana el inicio de la fase I de los ensayos clínicos de una vacuna implantable para tratar el melanoma, la forma más letal de cáncer de piel. Diseñada para atacar el cáncer de piel, la vacuna abre una puerta para el posible tratamiento de muchos tipos de cáncer y enfermedades inflamatorias.
El esfuerzo es el fruto de un nuevo modelo de investigación traslacional que se realiza en el Instituto Wyss de Ingeniería Inspirada en la Biología de la Universidad de Harvard, en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, que integra las últimas investigaciones sobre el cáncer, con el desarrollo de tecnología inspirada en la biología.
La mayoría de vacunas terapéuticas contra el cáncer disponibles en la actualidad requieren que los médicos eliminen primero las células inmunes del paciente desde el cuerpo, para, a continuación, volver a programarlas y reintroducirlas de nuevo en el cuerpo. "Nuestra vacuna fue posible gracias a la combinación de una amplia gama de conocimientos biomédicos que se desarrollaron en Boston y Cambridge", dijo David J. Mooney, especialista en el diseño de biomateriales para ingeniería de tejidos y la administración de fármacos de Harvard.
El nuevo enfoque, que se dio a conocer por primera vez en 2009 en 'Science Translational Medicine' al eliminar tumores en ratones, utiliza una pequeña esponja en forma de disco del tamaño de una uña que está hecha de polímeros aprobados por la agencia norteamericana del medicamento (FDA, en sus siglas en inglés). La esponja se implanta bajo la piel y está diseñada para reclutar y reprogramar las células inmunitarias del propio paciente 'in situ', haciéndoles que viajen a través del cuerpo, hacia el hogar de las células cancerosas, y luego las maten.
La tecnología fue inicialmente diseñada para combatir el melanoma canceroso en la piel, pero puede tener aplicación a otros tipos de cáncer. En el estudio preclínico publicado en 'Science Translational Medicine', el 50 por ciento de los ratones tratados con dos dosis de la vacuna, que de otra manera hubieran muerto de melanoma a los aproximadamente 25 días, mostraron una regresión completa del tumor.
"Se espera que esta sea la primera de muchas nuevas terapias innovadoras posibles usando el modelo de colaboración del Instituto Wyss de investigación traslacional que entra ahora en ensayos clínicos en humanos", destacó el director fundador de Wyss, Don Ingber, también profesor de Biología Vascular de la Facultad de Medicina de Harvard y el Hospital de Niños de Boston, y profesor de Bioingeniería de SEAS. "Es enormemente gratificante ver que es una de las primeras tecnologías en dar este gran paso adelante", añadió.

europapress.es

mooney1109a11

 
Reconstruir un corazón con células de la piel

Un corazón bioartificial con células de la piel reprogramadas. Tras el primer paso dado por la investigadora Doris Taylor con la obtención de un corazón a partir de células neonatales, otro grupo de investigadores aporta un nuevo avance en la ingeniería de tejidos: un corazón contráctil de ratón reconstruido con células de la piel humana. Aunque de momento, la técnica no permite un órgano viable, los investigadores se muestran esperanzados para conseguir próximamente 'parches' humanos para reparar corazones dañados.
Se trata de un proceso fácil de explicar: al corazón de un animal, en este caso ratones, se le realiza un lavado con unas sustancias a modo de detergentes para eliminar todo rastro de tejido y células y dejar sólo la estructura o andamiaje interno. Este método, denominado descelularización, fue desarrollado por primera vez hace algo más de cuatro años, en 2008, y desde entonces se ha esperado nuevos avances sobre una técnica prometedora pero futurible.

No obstante, señala Lei Yang, profesor de biología del desarrollo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburg (EEUU), debido a que el ritmo cardiaco de este tejido demostró no ser sincrónico, este llevaría a la generación de arritmias, por lo que su objetivo es llevar a cabo más estudios enfocados en mejorar la fuerza mecánica del corazón y su sincronización eléctrica. De ahí que se muestren cautos a la hora de las aplicaciones de esta técnica.

Lo que sí apuntan estos investigadores como un objetivo plausible es que, en un futuro, tejidos obtenidos con este método podrían servir de modelo para probar la eficacia de ciertos fármacos sobre el corazón o para estudiar el desarrollo fetal cardiaco.

Yendo un paso más lejos, consideran que "podríamos conseguir parches [de tejido] y emplearlos para reemplazar una región dañada por un infarto de miocardio. Podría ser más fácil lograrlos porque no requieren tantas células como las que se precisarían para conseguir un órgano completo", apunta Yang.

www.elmundo.es

article-2391476-1B46AA95000005DC-277 634x652article-2391476-1B46C774000005DC-611 634x655

 
BANNERS entrevistas3
BANNERS entrevistas3
BANNERS entrevistas3

Contáctanos

  • Manantial No. 106
    Col. Futurama Monterrey
  • León, Guanajuato, 37180
  • (477) 779-0505

Más información y mapa

iso9001Sistema de Gestión de Calidad certificado por American Trust Register, S.C. El Sistema de Gestión de Calidad aplica para los procesos de atención médica mediante la evaluación clínica con el apoyo paraclínico diagnóstico oportuno y la aplicación de tratamiento médico basado en los procesos de información, admisión, atención médica, cierre de cuentas y salida.  Número de Certificado: 280 en base a la NMX-CC-9001-IMNC-2008.  Vigencia de Certificación: 15-09-2018