Entrevistas con especialistas

Medicina preventiva: mejor y a más bajo costo

preventiva nota

“La medicina preventiva es lo mejor para evitar enfermedades. Identificar los factores de riesgo ayuda a actuar a tiempo, prevenir o retrasar una enfermedad. Es por eso que yo recomiendo los check up’s médicos”, comenta la Dra. Nadia del Carmen Barroso Plata, especialista en medicina interna y medicina del enfermo en estado crítico. Miembro del staff de Médica Campestre, integrante del Colegio Mexicano de Medicina Crítica AC., así como del Colegio de Medicina Critica de Guanajuato.
Los check up’s médicos son estudios que se realizan periódicamente en pacientes y su finalidad es encontrar factores de riesgo para las enfermedades más latentes en un futuro. Estos estudios consisten en análisis generales como por ejemplo biometría hemática, índice de masa corporal, química sanguínea, perfil de lípidos, pruebas de esfuerzo, electrocardiograma, valoración nutricional, oftalmológica y dental.
La interpretación de estos estudios permite aconsejar al paciente sobre cómo debe modificar su estilo de vida, alimentación, actividad física etc., esto para poder prevenir enfermedades como la diabetes o la hipertensión, por mencionar las más comunes; incluso si es necesario comenzar con un tratamiento farmacológico.
La Dra. Barroso nos habla sobre otro aspecto positivo de la prevención:
“También debemos apreciar el aspecto económico. Las empresas pueden ver disminuidos sus costos realizando check up’s médicos a sus empleados. Disminuyen los ausentismos por enfermedad o incluso si lo pensamos, la obesidad ocasiona menor rendimiento laboral entre otras complicaciones”.
El check up médico general se puede realizar a cualquier edad y se recomienda el check up integral a partir de los 40 años.

 
Medicina antienvejecimiento

antienvejecimiento nota

El Dr. Arturo Mancera Almanza es miembro del staff y director médico del Hospital Médica Campestre, egresado de la Facultad de Medicina de León , ha continuado su preparación en las ciencias de la salud con una especialidad en Medicina Interna y maestrías en Medicina Estética y Medicina Antienvejecimiento. Es uno de los 24 médicos mexicanos certificados por la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento.
“El objetivo de la medicina antienvejecimiento es tratar de conservar al 100% las funciones completas del ser humano, independientemente de la edad cronológica que se tenga. Esto incluye facultades físicas, mentales, sexuales, etc.”, comenta el Dr. Mancera.
Se considera que el envejecimiento comienza a partir de los 30 años, tanto en hombres como en mujeres, ya que a partir de esa edad comienzan a bajar los niveles hormonales hasta en un 80%.
Existe una metodología aceptada universalmente por los especialistas en medicina antienvejecimiento, la cual cuenta con 6 pasos:
1. Historia clínica. Se realizan exámenes de laboratorio con los cuales se determina la edad biológica, la cual no siempre corresponde a los años cumplidos sino al estado metabólico en que se encuentra el cuerpo (de acuerdo a hábitos, alimentación, etc.).
2. Desintoxicación. Por medio de una dieta específica se hace una limpieza colónica, esto libera al paciente de diferentes toxinas que permanecen hasta por 2 semanas en el intestino.
3. Esquema de nutrición y ejercicio. Se realiza una asesoría nutricional y de actividades en función de las características propias de cada paciente y de sus necesidades.
4. Modulación hormonal. Lo ideal es conservar a la persona con los mismos niveles hormonales de alguien de 35 años. Esto se logra con hormonas bio-idénticas o precursores hormonales inócuos. Es importante aclarar que no son anabólicos ni esteroides, se trata de sustancias que ayudan al cuerpo a generar hormonas por sí mismo.
5. Terapias alternativas. Métodos de aparotología de punta como luz pulsada, intensa, plasma rico en factores de crecimiento, radiofrecuencia, botox, injertos de pelo, etc. Esto ayuda a no sólo sentirse más joven sino apreciar también mejoras externas a nivel estético.
6. Vacuna de antienvejecimiento. Se implantan células madre extraídas del propio paciente o extractos de DNA compatible a partir de ovejas negras no-natas .

 
Manejo de la fiebre en niños

temp bebenota

El pediatra Leopoldo Moreno Cornejo estudió en la Facultad de Medicina de León y recibió su especialidad en el Centro Médico del Noreste de Monterrey.

En su práctica médica vela por la salud tanto del niño sano como del enfermo en cualquier etapa del crecimiento la cual abarca desde el nacimiento hasta la adolescencia.
En esta ocasión nos asesora sobre los principales aspectos y manejo de la fiebre del niño enfermo.

Aspectos generales:
La fiebre es un signo del organismo que nos indica que algo está mal y el primer paso es determinar cuál es la causa. Esta puede aparecer por múltiples enfermedades y factores, incluyendo infecciones, enfermedades autoinmunes, problemas físicos como insolación u otros medios externos, etc. Para determinar la causa se recomienda una revisión exhaustiva y algunas veces se pueden requerir exámenes de laboratorio, rayos X, etc.

“La fiebre no es necesariamente un signo que tengamos que eliminar al cien por ciento, en ocasiones conviene que el paciente tenga un poco de fiebre. Ésta ayuda a activar las defensas del organismo y que los microbios sean detenidos más fácilmente. Hay que evaluar cada caso y mantener al niño en observación.”, comenta el especialista.

Manejo de la fiebre:
La fiebre hay que controlarla cuando es alta y esté causando una molestia importante o cuando no se ha determinado alguna causa aparente.
Se aconseja empezar por medios físicos como quitar la ropa y que el niño no esté expuesto al calor del medio externo. A veces se puede dar un baño con agua tibia o compresas sobre el cuerpo (evitar el agua fría o baños con alcohol). También puede utilizarse medicamento de acuerdo a las preferencias y recomendaciones del médico pediatra.

¿Cómo determinar la temperatura del bebé?:
Lo mejor es utilizar un termómetro digital. En los niños muy pequeños la recomendación es que se coloque en la axila y en bebés un poco más grandes lo ideal es que se mida la temperatura en el oído o la boca.

La  temperatura normal es igual en un bebé que en un adulto. La temperatura axilar de 37 grados o más ya se considera alta y la del oído o boca a partir de los 37.5 grados. Las temperaturas bajo 36.5 también indican que algo no está bien y es necesario valorarlo con un especialista.

 
El plato del buen comer

platobuencomer nota

La Lic. Alicia Yolanda Gárate Álvarez es egresada de la Universidad Iberoamericana de León y cuenta con un diplomado en obesidad; también está certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogos tanto a nivel nacional como de la ciudad ciudad de León. En su consulta habitual asesora a pacientes que buscan mejorar su estado nutricio, ya sea que presenten alguna enfermedad o que se encuentren en un estado que requiera cuidados especiales como puede ser un embarazo o cuando el paciente tiene un estilo de vida en el cual tiene una actividad física intensa.
A manera de guía para la alimentación, la Lic. Gárate recomienda  observar el plato del buen comer, el cual cumple con la Norma Oficial Mexicana de Nutrición. Este modelo invita a cuidar las porciones que consumimos en una comida habitual e identificar a qué categoría y en qué cantidad se están presentando los alimentos que lo conforman.

plato
Como podemos observar en la imagen, el plato está dividido en 3 grupos fundamentales.  
En la sección amarilla encontramos los cereales  que deben ser consumidos entre un 50 y un 60% del total de alimentos que se van a ingerir. Entre los cereales encontramos las papas, el arroz, las pastas,  el pan, la tortilla, etc.
En la parte superior, marcados de color verde, están las frutas y las verduras. Éstas se deben consumir entre 5 o 6 piezas equivalentes al día y como mínimo debemos incluir 2 verduras dentro de estas porciones.
En al parte inferior del plato, marcado con rojo, se encuentra el grupo de las leguminosas y alimentos de origen animal; están incluidos los huevos, la carne, la leche, etc. De este tipo de alimentos se debe consumir poca cantidad y cuidar que no tengan alto contenido de grasa saturada. Por la parte de las leguminosas, la recomendación es combinarlas con los cereales o los carbohidratos para aumentar su valor nutritivo.
Debemos recordar que el plato del buen comer es solo una sugerencia o guía que nos puede ayudar a balancear y equilibrar la alimentación para tener un buen estado de salud, sin embargo es recomendable recurrir a la asesoría profesional de un nutriólogo quien puede evaluar cuales son nuestras necesidades específicas de acuerdo a peso, estatura, edad y estado físico; generando así un plan alimenticio apropiado para cada tipo de persona.

 
No pierdas de vista la salud de tu hígado

graciela lopeznota1

Algunas enfermedades del hígado son silenciosas, es por esto que un tratamiento preventivo es el ideal para poder identificar cualquier problema y solucionarlo en una etapa temprana.

Esta es la recomendación de la Dra. Graciela López Mata, Gastroenteróloga del Hospital Médica Campestre, quién cuenta con acreditaciones por parte de la Facultad de Medicina del Tecnológico de Monterrey y quién tuvo la oportunidad de realizar una rotación internacional en el Hospital Basurto de España en la Clínica de Enfermedades Hepáticas y de Enfermedad Inflamatoria.

Gracias a su formación y experiencia, la Dra. López nos habla hoy de unas de las enfermedades hepáticas más importantes: La cirrosis.
“La mayoría de la gente conoce o ha escuchado sobre la cirrosis, lo que pocos saben es que existen otras causas que pueden desencadenarla que no necesariamente tienen que ver con el consumo excesivo de alcohol” comenta la especialista.

Otras causas se pueden desencadenar a través de las hepatitis virales, ya sea la tipo A o la tipo B, ya que éstas generalmente persisten de manera crónica en el hígado y son asintomáticas. De ahí la importancia de estar informados ya que pueden pasar años sin que se presente algún síntoma aún ya teniendo la patología. Así, una vez que se presentan las molestias como sangrados, acumulación de líquido abdominal, entre otros, desgraciadamente ya es irreversible el daño. Un diagnóstico a tiempo de hepatitis crónica puede salvar al paciente de llegar a un estadio de cirrosis.

La transmisión de las hepatitis crónicas se realiza mediante contacto sexual o vía sanguínea, por lo que si se tiene el antecedente de relaciones sexuales de riesgo, contacto con jeringas no estériles, tatuajes o manejo de desechos humanos es recomendable realizarse los estudios pertinentes posterior a la evaluación médica.
Otra causa de la cirrosis, la más común y al mismo tiempo muy desconocida, es la Esteatohepatitis no alcohólica, la cual se puede describir como grasa en el hígado. Esta acumulación de grasa ocurre en aquellas personas que tienen factores predisponentes como la diabetes, la dislipidemia o la obesidad y también ocasiona inflamación hepática.

Por todo esto es importante realizarse estudios del hígado anualmente si se cuenta con cualquier de los factores de riesgo ya mencionados. Las pruebas se pueden realizar por medio de una punción hepática en sangre o ultrasonido.

 
BANNERS entrevistas3
BANNERS entrevistas3

Contáctanos

  • Manantial No. 106
    Col. Futurama Monterrey
  • León, Guanajuato, 37180
  • (477) 779-0505

Más información y mapa

iso9001Sistema de Gestión de Calidad certificado por American Trust Register, S.C. El Sistema de Gestión de Calidad aplica para los procesos de atención médica mediante la evaluación clínica con el apoyo paraclínico diagnóstico oportuno y la aplicación de tratamiento médico basado en los procesos de información, admisión, atención médica, cierre de cuentas y salida.  Número de Certificado: 280 en base a la NMX-CC-9001-IMNC-2008.  Vigencia de Certificación: 15-09-2018