adaptar la casa para la llegada del bebé


27 de Junio 2013

La llegada de un bebé a la familia conlleva muchos cambios en el hogar. Lo primero en lo que debes pensar es en elegir una habitación para él. El bebé va a pasar mucho tiempo en la habitación durmiendo, por lo que conviene escoger una estancia tranquila de la casa.

Además, la habitación del bebé debe ser multifuncional y versátil y disponer de una cuna, un cambiador, un armario para guardar su ropita y algún mueble organizador dónde poner sus cosas. Actualmente, existen muchos productos multifuncionales y convertibles para que puedan usarse durante un período de tiempo más largo.

En cuanto a los colores y a la decoración de las paredes, las alternativas son muchas y van más allá de los clásicos rosas y azules. Los tonos neutros en beige, amarillo o verde son algunos de los que más éxito tienen actualmente. Para dar un toque de fantasía a la estancia, también se puede optar por decorar la pared con murales decorativos, papeles pintados y vinilos con motivos infantiles.

En relación con la iluminación, la habitación debe disponer de, al menos, dos luces: una de más fuerte en el techo y otra lámpara de menor potencia o regulable colocada de pie o bien en una de las paredes.

En cuanto a la decoración, se pueden colocar móviles de diferentes formas y colores para estimular los sentidos del bebé. Eso sí, debe hacerse con moderación, ya que una habitación demasiado recargada podría sobreestimularle.

mibebeyyo.com