La gripe A regresa este 2014 a los hospitales de nuestro país. A pesar de que en general los síntomas de esta enfermedad son muy parecidos a los de la gripe de toda la vida, existen algunas diferencias.

¿Qué síntomas cambian?
Los síntomas son similares a los de una gripe común, pero hay algunas variaciones. La temperatura sube de golpe y es algo más alta de lo normal, la congestión nasal es muy poco habitual al contrario de lo que ocurre con la gripe de toda la vida.

El cuadro es casi idéntico al de la gripe común. Tos frecuente e intensa, dolor de cabeza, falta de apetito, malestar general y en los peores casos náuseas y vómitos.

En cualquier caso, ambas son tan parecidas que será el laboratorio el que diga qué gripe se padece en concreto. Para diagnosticar una infección por influencia porcina tipo A, por lo general se debe recoger una muestra de secreción del aparato respiratorio.

¿Quiénes son las víctimas potenciales?

Cualquiera puede contagiarse la gripe pero esta variante suele afectar más a niños y adultos jóvenes que a personas mayores.

El contagio
Entre los 4 y 5 primeros días una persona infectada tiene más probabilidades de diseminar el virus de la gripe A. Sin embargo, algunas personas, especialmente los niños, pueden propagar el virus durante 10 días o más.

Necesidad de tratamiento
Si un paciente con este cuadro de influencia (tanto en el caso de la gripe A como en la común) no se trata, se pueden generar complicaciones tanto respiratorias (otitis, sinusitis, rinitis, neumonía, bronconeumonía, laringitis obstructiva), como cardíacas y en los peores casos, la muerte. Es necesario vigilar a los niños ya que si reciben tratamiento con ácido acetilsalicílico pueden presentar encefalitis.

¿Vacunarse?
Para combatir la gripe «la herramienta más eficaz es la vacunación», considera la Dirección General de Salud Pública. La vacuna para la gripe estacional es la misma que en la temporada anterior y está compuesta por tres serotipos: AH1N1, AH3N2 y B. En la opinión de los especialistas, «la mayoría de casos registrados corresponden a personas que no se han vacunado».

abc.es