“La mirada es el espejo del alma”, afirma el dicho. Pero la ciencia va camino de descubrir que la mirada es el espejo de muchos de nuestros males y enfermedades. Hace unos días sabíamos que científicos norteamericanos habían conseguido identificar el autismo en la mirada del niño en sus primeros meses de vida. Ahora, un grupo internacional de investigadores que estudia la relación entre la pérdida de visión y el Mal de Alzheimer asegura que la pérdida de una capa particular de células de la retina no investigada previamente puede revelar la presencia de la patología y proporcionar una nueva manera de seguir su progresión.

Estos científicos, del Centro Médico de la Universidad de Georgetown (GUMC) y de la Universidad de Hong Kong (China), examinaron las retinas de los ojos de ratones manipulados genéticamente para desarrollar alzhéimer. «La retina es una extensión del cerebro, por lo que tiene sentido ver si también se encuentran en el ojo los mismos procesos patológicos que hay en el cerebro con alzhéimer», explica R. Scott Turner, director del Programa de Trastornos de la Memoria en GUMC. «Sabemos que hay una asociación entre el glaucoma y el alzhéimer ya que ambos se caracterizan por la pérdida de neuronas, pero los mecanismos no están claros», agrega.

Según Turner, “este estudio sugiere otro paso adelante en la comprensión del proceso de la enfermedad y podría conducir a nuevas formas de diagnosticar o predecir el alzhéimer tan simples como mirar a los ojos. Mecanismos paralelos de las enfermedades sugieren que los nuevos tratamientos desarrollados para el Mal de Alzheimer también pueden ser útiles para el glaucoma».

20minutos.es