Médicos de la Escuela St. Marianna de la Universidad de Medicina en Kawasaki (Japón) han logrado que una mujer con insuficiencia ovárica primaria dé a luz un bebé sano y que otra esté embarazada.

Lo cuentan, en la edición digital de Proceedings of the National Academy of Sciences, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford (Estados Unidos), que son quienes han dado con una forma de inducir a los ovarios de algunas mujeres infértiles a producir óvulos.

Ocurre que las mujeres con insuficiencia ovárica primaria entran en la menopausia muy temprano, antes de cumplir los 40. Veintisiete mujeres en Japón participaron en el estudio experimental, de las cuales los investigadores fueron capaces de recoger óvulos maduros para la fecundación in vitro de cinco de ellas. A pesar de que aún no ha sido probada en mujeres con otras causas de infertilidad, los científicos planean investigar si la técnica también puede ayudar a las que tienen menopausia precoz causada por la quimioterapia o la radioterapia y las infértiles de 40 a 45 años.

La técnica, que los investigadores llaman «activación in vitro» o IVA, requiere extraer un ovario (o una porción de un ovario) de la mujer, tratarlo fuera del cuerpo y luego reimplantarlo cerca de sus trompas de Falopio. A continuación, se trata a la mujer con hormonas para estimular el crecimiento de las estructuras especializadas de los ovarios que se denominan folículos, que se desarrollan en óvulos.

Según Aaron Hsueh, profesor de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Stanford y autor principal del estudio, «investigaciones anteriores han sugerido que estas mujeres tienen todavía folículos primordiales primarios y secundarios muy pequeños y que a pesar de que ya no están teniendo ciclos menstruales todavía pueden ser tratables.

Los resultados obtenidos con nuestros colaboradores clínicos en Japón ofrecen la esperanza de que este grupo de pacientes pueda ser tratado». Las mujeres nacen con cientos de miles de folículos primordiales, cada uno con un óvulo inmaduro. Por lo general, sólo un folículo se desarrolla hasta la madurez cada mes y libera un óvulo en la trompa de Falopio para la fertilización. Aproximadamente, el 1% de las mujeres en edad reproductiva tiene insuficiencia ovárica primaria, lo que significa que sus ovarios no producen cantidades normales de estrógenos o liberan óvulos regularmente. El nuevo estudio se basa en un trabajo anterior que demuestra que una vía de señalización que consta de varias proteínas, incluyendo una llamada PTEN, controla el crecimiento del folículo en el ovario.

En 2010, Hsueh mostró que el bloqueo de la actividad de PTEN en el ratón y los ovarios humanos fue suficiente para alentar a folículos inactivos a crecer y producir óvulos maduros. La mayoría de los folículos permanecen en estado latente durante años o décadas para conservar la cantidad finita de óvulos de una mujer.

20minutos.es