¿tu hijo aún moja la cama?


26 de Agosto 2013

Para muchas mamás es una preocupación muy grande saber que sus hijos siguen mojando la cama, aún cuando pareciera que ya tienen la edad suficiente para controlar su cuerpo. Si es tu caso, seguramente te preguntarás si es normal o si deberías hacer algo para que esto no suceda. Con esta nota, nuestras amigas de Peques y mamás intentan ponerle fin a todas tus dudas.

¿Qué es la enuresis?
Es la pérdida del control del esfínter vesical (hacerse pipí) mientras duerme, a una edad en la que se espera que ya no suceda. Habitualmente el control de la vejiga se consigue entre los 2 y 4 años.

¿Por qué ocurre?
Las causas que hacen que un niño sano se orine por la noche más allá de los 5 años no son bien conocidas. Se ha relacionado con:

  • Herencia: muchas veces algún familiar lo ha tenido.
  • Género: sobre todo varones.
  • Mayor producción de orina por varios motivos, entre ellos beber mucho antes de acostarse o durante la noche.
  • No poder despertarse para orinar.
  • Estreñimiento crónico: por presión del intestino lleno de heces sobre la vejiga.
  • Problemas psicológicos: estrés, conflictos familiares o escolares, celos por el nacimiento de un hermano, etc.

 

¿Cuándo debo consultar con el pediatra?
Cuando exista preocupación por la enuresis en el niño y/o la familia o temor por sus repercusiones. No espere que el problema se solucione sin tratamiento si su hijo moja casi todas las noches.

Se aconseja acudir a un médico cuando:

  • La enuresis aparece después de no haberse orinado al menos durante 6 meses seguidos.
  • Cambios en la cantidad o en el número de veces que orina al día.
  • Si asocia estreñimiento o encopresis (se hace “caca” en la ropa).
  • Dolor, escozor o dificultad para orinar. Orina turbia, maloliente o con sangre.
  • Chorro fino al orinar o escapes de gotas de orina después de finalizar.
  • Escapes de orina durante el día, excepto si la causa es que el niño no va a orinar porque está atrapado por el juego, televisión, etc.
  • Asocia cambio repentino de la personalidad o el estado de ánimo.

¿Qué suele hacer el pediatra en la consulta?

  • Le hará preguntas sobre el problema y la salud de su hijo.
  • Es posible que le explore el abdomen, los genitales y la espalda. La exploración del niño suele ser normal
  • También puede solicitar un registro de la cantidad y veces que orina al día, durante unos días, para estimar cuánta orina cabe en su vejiga.
  • No suele necesitar otras pruebas (análisis, radiografía, ultrasonido…) antes de iniciar el tratamiento, salvo que sospeche alguna enfermedad. En este caso, probablemente lo derive a otro especialista.

 

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?
No reñir ni castigar al niño que moja la cama. No lo hace porque quiere, es un problema médico. Probablemente a él también le molesta, aunque no lo diga.

Puede ayudarle con estas medidas:

  • Evitar que se sienta culpable, les ocurre a muchos niños.
  • Regla familiar: no burlarse del niño. La autoestima de su hijo está en juego.
  • Vigile que orine antes de acostarse y que no beba líquidos antes de dormir o por la noche. Las bebidas con cafeína se deben evitar siempre.
  • Motive al niño con un calendario de noches secas y mojadas mediante dibujos o estampas y prémielo cuando consiga algún objetivo. Si ve que no mejora, no insista con el calendario porque le frustrará.

 

www.actitudfem.com